Guías y tutoriales

En esta sección le presentamos guías y tutoriales para realizar las configuraciones más comunes y resolver los problemas más frecuentes que presentan nuestros usuarios de acuerdo a la experiencia de nuestra área de soporte. Para visualizar una guía haga clic en el título. Agregamos guías constantemente de acuerdo a la necesidad. Revise ésta página con frecuencia.


Categorías

Seleccione una categoría para filtrar las guías y tutoriales:

Buscar en las guías:

Cómo abrir archivos comprimidos en Windows 10
Gabino Delgadillo Ceron
/ Categorías: Windows

Cómo abrir archivos comprimidos en Windows 10

Esto nos permite ahorrar espacio, entre otras muchas ventajas que estos ficheros comprimidos nos ofrecen. Por ejemplo, son mucho más cómodos a la hora de compartir contenidos en Internet, para enviar varios archivos por correo electrónico, o sencillamente para copias de seguridad.

Los compresores de estos elementos llevan una buena cantidad de años entre nosotros, de ahí que el mismo Windows ya nos quieran facilitar las cosas en este sentido. Es más que probable que muchos hayan oído hablar de los archivos ZIP o RAR. En concreto estos son un formato de archivo comprimido que puede ser usado en tareas de: empaquetar uno o más archivos o carpetas juntos y así ahorrar espacio en el disco, ya que su tamaño resulta menor, para ello durante años se han usado programas como WinZip o WinRAR, pero esto es algo que ya podemos hacer directamente desde Windows.

Cómo descomprimir archivos en Windows

Pues bien, como les hemos dicho, estas tareas de compresión de archivos, las podemos llevar a cabo directamente desde Windows. Así, es propio sistema operativo incorpora internamente su propia función para todo ello, como vamos a ver. En primer lugar lo que tenemos que hacer es localizar los contenidos, archivos o carpetas que deseamos comprimir ahora. Por ejemplo esto es algo que podemos llevar a cabo desde el Explorador de archivos. Este le abrimos con la combinación de teclas Win + E y nos situamos en la ruta de disco de los contenidos que deseamos comprimir en formato .ZIP.

A continuación seleccionamos todos los archivos juntos, y hacemos click con el botón derecho del ratón sobre esta selección. Estos quedarán unidos en un rectángulo de color azul.

Hacemos click  con el botón derecho del ratón de nuevo, y seleccionamos la opción de Enviar a. Aparecera un menú, donde podremos comprimir la Carpeta (en zip).

En ese instante se creará el archivo que queremos generar ya comprimido y en formato .ZIP. en ese instante ya lo podremos nombrar como deseemos de manera directa y en su interior quedarán guardados y comprimidos los archivos seleccionados antes.

Descomprimir archivos desde Windows

Por otro lado, si disponemos de un archivo comprimido con ciertos contenidos dentro y necesitamos descomprimirlo en Windows, es igualmente una tarea muy sencilla. Lo primero que hacemos es localizar la carpeta comprimida que queremos descomprimir para después hacer click con el botón derecho del ratón en el fichero como tal. De nuevo aparecerá un menú, donde seleccionamos la opción de Extraer todo.

Aparece una nueva ventana que de forma predeterminada nos permite descomprimir en la ruta de la misma ubicación que la carpeta comprimida. Podemos cambiar el destino haciendo click en el botón Examinar. A continuación hacemos click en el botón Extraer y los archivos se descomprimirán en el destino seleccionado.

Formatos de compresión soportados en Windows

Pero esto tiene ciertas limitaciones con respecto a otros compresores externos, por ejemplo la compatibilidad con los formatos de compresión. Pero la funcionalidad integrada de Windows tan solo tiene soporte directo para algunos de ellos. Podremos usar los más habituales y comunes:

  • ZIP
  • ZIPX
  • SQX
  • CAB
  • RAR
  • 7Z
  • 7ZIP
Artículo anterior Configuración de portafolio de evidencias
Siguiente artículo Cambió en la aplicación Stream
Print
1068